Omitir vínculos de navegaciónCoches : Coches Famosos : Starsky y Hutch

Starsky y Hutch

La serie

  Starsky y Hutch son una pareja de peculiares detectives californianos que solventan los típicos problemas relacionados con el mundo del hampa en Bad City utilizando una dosis de ingenio y otra de fuerza. David Michael Starsky, interpretado por Paul Michael Glaser, es el que policía moreno que pone la fuerza bruta y suele ser el conductor del Ford Gran Torino que conducen habitualmente; el otro protagonista, Kenneth Hutchinson "Hutch", interpretado por David Soul, es de corte más intelectual e ingenioso. Ambos obdecen las órdenes de Harold Dobey y tienen como apoyo un contacto dentro del mundo criminal, Huggy Bear.

  La serie se estrenó en 1975 y en la tercera temporada cambió parte de su esencia agresiva y violenta por un argumento más romántico que finalmente acabó con la serie en 1979.
  En 2004 se ha adaptado el guión de la serie para el rodaje de la película del mismo nombre "Starsky y Hutch" llevada al cine con Ben Stiller y Owen Wilson intepretando a los protagonistas principales.
  La serie tiene muchas similitudes con "Los Duke de Hazzard", serie que fue grabada a continuación de esta por el mismo director, Jack Starrett (con el pseudónimo de Claude Ennis Starrett Jr.).


Ficha Técnica Starsky y Hutch
Título Original: Starsky y Hutch
Productora:  Aaron Spelling, Leonard Goldberg 
Género: Acción / Aventura / Comedia
Año de producción: 1975-1979
Dirección: Jack Starrett
Guión: William Blinn
Idioma: Inglés
Duración del episodio: 48 minutos
Número de Episodios: 92
Temporadas: 4

David Michael Starsky: Paul Michael Glaser
Kenneth "Hutch" Hutchinson: David Soul
Capitán Harold Dobey: Bernie Hamilton
Huggy Bear: Antonio Fargas
Starsky y Hutch


El coche

Ford Gran Torino rojo tomate

Tal vez no tan protagonista como en otras series del estilo, pero sí en un papel destacado e inolvidable se encuentra el mítico coche de la serie, un Ford Gran Torino rojo "tomate" con una gran franja blanca en el costado. Los modelos utilizados para rodar la serie fueron fabricados entre los años 1974 y 1976. Portaba era un potente motor de 6,6 litros, con caja automática C-6 y capaz de rendir una potencia de unos 270 C.V.; no es que fuera el vehículo más potente, pero es importante reseñar que en aquella época los Estados Unidos se encontraban en plena crisis energética y el consumo de combustible comenzaba a medirse con raseros más estrictos.

El vehículo apareción en la serie como consecuencia de la petición que hizo su productor, Aaron Spelling, a la división de Ford encargada del préstamo de coches para películas y series. George Grenier fue el que finalmente encontró un coche con personalidad acorde a las pretensiones de la productora; su hallazgo fue el Ford Gran Torino, al que decidieron pintar de rojo tomate muy chillón y al que decoraron con una enorme raya blanca en los costados (¿tal vez el símbolo de la conocida marca de ropa deportiva?); el coche fue tuneado con unas ruedas mucho mayores de las que calzaba originariamente, le pusieron unas entradas de aire mayores y se le retocó la parte trasera. Acabó portando unas Webber Daytona de 15'' más anchas en el eje trasero, con amortiguadores de gas ajustables para que la parte trasera estuviera más levantada que la delantera y paragolpes de cromados que le conferíal al coche un aspecto muy deportivo y arrogante. El éxito de la elección sorprendió a propios y extraños, ya que pronto el coche alcanzó mucha fama y demanda por parte del público americano, que incluso forzó a la marca a lanzar una serie limitada a mil unidades del modelo "Gran Torino Starsky& Hutch" ya que el coche dio publicidad no sólo a la serie sino también a la propia Ford.

Durante el rodaje se utilizaban dos vehículos similares. En uno se había instalado una cámara en el techo, para las persecuciones en primera persona, mientras que el otro se utilizaba para las tomas restantes. El 'propietario' del coche en la serie, Paul Michael Glaser (Starsky), era el conductor encargadao de las escenas de riesgo leve o moderado, sin embargo para escenas más peligrosas se contaba con un especialista, Chuck Picerni, con el fin de evitar en la medida de lo posible los percances serios con el coche.

Como tantos otros coches famosos aparecidos en series de TV y películas, el Ford Gran Torino de Starsky y Hutch tiene oleadas de seguidores de todo el mundo y muchos fans persiguen poseer una réplica mejor o peor lograda de este llamativo a la par que singular vehículo.

Ford Gran Torino