Omitir vínculos de navegaciónCoches : Coches Famosos : Christine

Christine

De nuevo una película y un libro donde el protagonista principal es el coche. En este caso, y para variar, dentro del género de terror.

Christine 


El Libro

Christine es el nombre femenino del coche que Stephen King pone en acción dentro de la novela del mismo nombre "Christine". La novela de terror fue escrita en 1982 y trata sobre un Plymouth Fury rojo sangre de 1982 con espíritu propio.

El coche fue comprado por Arnie Cunningham, un estudiante de instituto poco afortunado que se enamora del "Christine" nada más verla. Dada la escasa atención que le prestan las chicas y sus numerosos complejos (tan típicos de las novelas de Stephen King) Arnie se entrega por completo a la reparación del destartalado Plymouth Fury que acaba de comprar. Su cariño y dedicación iniciales se tornan en obsesión y la personalidad de Arnie comienza a sufrir grandes cambios, que se enmarcan dentro de la posesión que "Christine" ha realizado sobre él.

A partir de ese momento las cosas no vuelven a ser las mismas en el entorno de Arnie y su amigo comienza a preocuparse. Junto al cambio radical de Arnie, una serie de extraños sucesos y "venganzas" comienzan a producirse por el pueblo. Christine resultará ser la responsable.


La Película

La adaptación de la novela lal cine a llevó a cabo John Carpenter en 1983, tras recuperarse de la gran decepción por el poco éxito que tuvo su anterior rodaje de "La Cosa". Siguiendo con el género y en vista del éxito obtenido por Stanley Kubrick en "El Resplandor" y Brian de Palma con "Carrie", Carpenter decidió apostar por llevar a la gran pantalla otra de las novelas de terror de Stephen King y en este caso se atrevió con éxito con "Christine".

Aunque tampoco es una de los mejores trabajos de Carpenter, en "Christine" ha sabido llevar al cine la tensa relación entre los protagonistas, Arnie, un chico más bien desafortunado y acomplejado, "Christine", un destartalado Plymouth Fury rojo "toreador" necesitado de cariño y el entorno y amigos de Arnie.

La historia a partir de entonces no es muy novedosa, el chico en la sombra que se vuelve popular, envidiado por su cochazo, las chicas comienzan a verle de otra manera, etc, etc. La diferencia con otras historias similares es que el final es algo más trágico y sangriento, no lejos de lo que cabe esperar al reflejar Carpenter una novela de terror de King.

Por otra parte la banda sonora está inspirada en los años 50 y encaja perfectamente con la ambientación de la película. Los efectos tampoco son una maravilla, pero ayudaron a marcar en la película escenas míticas que se transforman en buenos recuerdos para los espectadores. 


Ficha Técnica Christine
Título original: Christine
Distribuidora: Columbia TriStar
Género: Terror
Año de producción: 1983
Dirección: John Carpenter
Guión: Stephen King , Bill Phillips
Producción: Richard Kobritz
Fotografía: Donald M. Morgan
Música: John Carpenter y Alan Howarth
Idioma: Inglés
Duración: 100 minutos
Arnie Cunningham: Keith Gordon
Dennis Guilder: John Stockwell
Leigh Cabot: Alexandra Paul
Will Darnell: Robert Prosky
Rudolph Junkins: Harry Dean Stanton
Regina Cunningham: Christine Belford
Michael Cunningham: Robert Darnel
Christine


El Coche en el Rodaje

Nuestro peculiar 'protagonista' es un Plymouth Fury rojo de 1958 salido del mismisimo infierno con personalidad propia y malas pulgas que descarga con el personal.

Para el rodaje de la película se pusieron anuncios por Estados Unidos para adquirir todos los coches necesarios. Finalmente se utilizaron alrededor de 23 Plymouth y se acondicionaron para resultar idénticos. Durante la grabación se utilizaron unos 16 coches, el resto se mantuvieron para reponer las piezas que se fueron rompiendo. Junto a los Plymouth Fury también se utilizaron diversos Plymouth Belvideres y Savoy, dada su similitud con el modelo Fury.

Christine

El modelo que detalla el libro, un Plymouth Fury de 1958 no concordaba con la realidad del mercado existente, ya que según Stephen King el vehículo tendría 4 puertas y era rojo y blanco, aunque en realidad el modelo de 1958 tan sólo tenía dos puertas y su color original era beige con detalles dorados, por lo que todos los coches elegidos tuvieron que ser pintados. Los interiores de los coches también fueron modificados y pintados de rojo brillante con incrustaciones de rojo oscuro para adaptarlos a la nueva estética "roja" del color exterior.

La película fue rodada en 1983 y los avances tecnológicos de entonces no facilitaban la incorporación de controles remotos en los coches, por lo que las escenas de accion en las que Christine se mueve por inercia propia fueron rodadas por especialistas, aprovechando que la mayoría de las lunas estaban tintadas cuando Christine se ponía "nerviosa" y tan sólo les bastaba un pequeña abertura camuflada y pintada para ver por dónde se movían. Sin embargo, conducir a Christine en las escenas nocturas y oscuras debío ser una experiencia aterradora en sí misma, ya que el piloto tampoco tenía visión periférica ni posterior. Para la última escena en la que Christine atraviesa una pared del taller para golpear a su propietario se utilizaron cables de tracción y un muñeco del personaje. El resto lo ponían las cámaras y la banda sonora que ayudaba a caracterizar a Christine con su "ronroneo" característico.

Tras el rodaje apenas quedaron tres coches con capacidad de rodar, que fueron utilizados para la promoción de la película. Un cuarto vehículo fue encontrado unos años después en un descampado y pudo ser restaurado.

Se puede encontrar más información en el DVD con Edición Especial que salió a la venta 2004, donde se pueden encontrar escenas cortadas, el rodaje de los efectos especiales y entrevistas, entre otras cosas.

ChristineChristine